El banco de esperma de los genios

La inteligencia también se hereda

Veo en los comentarios que hay escépticos (más que escépticas), que afirman que facultades como la inteligencia o la creatividad no se heredan. Tengo que responder que algunas estructuras cerebrales sí se heredan e influyen hasta en un 20 % en la inteligencia de los descendientes. No sólo está demostrado, sino que 8 ganadores del Nobel tienen hijos que también consiguieron el premio.

Otro ejemplo: Robert Klark Graham fundó en EE.UU. el BANCO DE ESPERMA DE LOS GENIOS. El método era tan simple como el mío: una lista con las virtudes del espermador y las interesadas podían elegir al donante. Y funcionó: 217 niños nacieron así y hay pruebas de que tenían mentes privilegiadas.

Y para los que se escandalizaron cuando hablaba de mejorar la especie, les presento Darwing Dating, un site con estrictas reglas basadas en la selección natural: sólo te admiten si tienes entre 18 y 35 años y te votan para decidir si eres suficientemente atractiv@.


5 comentarios:

Alepsi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alepsi dijo...

Pues me parece acojonante que se pretenda que sólo los guapos, los tios buenos y tias buenas, y los súper inteligentes con un COCIENTE (que no coeficiente, que lo sepas) intelectual de más de 130 (como mínimo), sean dignos de tener descendencia.

Igual así, en un futuro, seremos una raza super superior a todos... y podremos encontrar la manera de eliminar a todos aquellos pocos agraciados que afean nuestras calles.

[el comentario anterior también era mío, me he olvidado de un matiz... me tendré que replantear seriamente el tener hijos...]

m dijo...

Te recomiendo "Las partículas elementales" de Michel Houellebecq. Escritor polémico y que trata este tema... Lo trata durante toda la novela, aunque no te das cuenta hasta al final.

La novela ha sido adaptada al cine hace poco, no la he visto pero me han dicho que merece la pena.

Esperma d'Or dijo...

acabo de poner la peli con ese título a decargar con la mula. Gracias, "m".

al dijo...

Pues yo recomiendo "Mi tío Oswald", de Roald Dahl. Si la pudiera resumir en siete palabras, usaría las del título de este post.