¿Algún médico en la sala?



Anoche coincidí con una estudiante de medicina que se prepara para el MIR. Me mostró su apoyo por la iniciativa, y hablamos de que en España no existe la posibilidad de donar semen siendo conocido o elegido por la madre.

Según ella, "es una práctica habitual falsear las parejas entre amigos", para que una mujer sea inseminada por una persona a la que conoce. Lo que ocurre es que cualquier inseminación entre personas conocidas implica que el "espermador" se convierte automáticamente en el padre, con todas las responsabilidades legales que implica.

Las 3 chicas que están seriamente interesadas en mi esperma lo están por este motivo: porque no quieren tener un hijo de un totalmente desconocido. Y yo estoy dispuesto, pero quisiera eludir la responsabilidad paterna.

¿Hay algún médico o algún abogado en la sala? Me gustaría saber si hay posibilidades de renunciar a la paternidad si ambas partes están de acuerdo.

11 comentarios:

Jo Mateixa dijo...

Hola que tal, como va todo?

Mira, te dejo el enlace de una muy buena pagina, es una chica que es abogada y quizás pueda orientarte:

http://abogadaenbcn.blogspot.com/

Dale un vistazo, tiene su e-mail en la web en el apartado del perfil, quizás puedas dirigirte a ella directamente mediante correo elctrónico para exponerle tus dudas y consultas.

No cobro ninguna comisión por pasarte su pagina eh, jejejeje, es uno de los Blocs que leo habitualmente :-)

ISIS dijo...

Hola, no soy abogado ni médico, pero tengo entendido que a la paternidad sólo puedes renunciar si cedes el niño en adopción. Eso sí, para ello primero deberás ser el padre reconocido legalmente.

Por cierto, yo también opino que una foto de cuerpo entero no estaría mal...

Esperma D'or dijo...

Lo que a mí me gustaría saber es si es legal realizar algún tipo de acuerdo previo a la fecundación por el cual yo renunciaría a mi paternidad con el consentimiento de la otra parte.

Anónimo dijo...

Que decir...

No se...

Anónimo dijo...

Ano Nimo...

El ano que se llama Nimo.

Sera super cachondo la nueva secuela de Walt Disney:

Buscando a Nimo

locomotoro dijo...

Acabo de aterrizar en el blog. Siempre voy un poco tarde con casi todo. Veo que hay algunos comentarios (bastantes anónimos y condones) que parecen tener miedo a que por tu semen se vayan a quedar sin mojar... qué falta de confianza en si mismos...
Pero a lo que iba. Has pensado en crear una pequeña sociedad y convertir esto en una minimultinacional? Lo digo porque creo que podríamos hacer una sociedad estupenda... Casi todo tu perfil coincide con el mío, sólo varía que mi infancia está relacionada con un pueblecito de León en el que se produce también una leche extraordinaria!

Anónimo dijo...

hi xinito...
sabes, cada dia se despierta un poco mas mi vena maternal...sera el paso del tiempo,supongo...una ya tiene una edad...y como tu amigo el de "la picota" no esta x la labor de ser padre...jajaja, es broma!!! x cierto, estubo bien la comida del domingo,aunque stubieramos todos un poco "cansaducos".bueno wapo,animo con el proyect,abajo las censuras...en breve de bautizo...jaja.aran,wapa.bstos-amelie.

Esperma D'or dijo...

Acabo de hablar con una abogada. Me ha venido a confirmar lo que me dijo la chica que se prepara para el MIR. Es posible realizar acuerdos privados, pero la ley está por encima.

Por tanto, la ley no contembla la posibilidad de que alguien quiera conocer personalmente al donante. Como me comentaba "la MIR", hay muchas parejas de lesbianas que buscan a un amigo para que las insemine y se hacen pasar por parejas, pero el padre no puede eludir la responsabilidad. Salvo que firmen un acuerdo previo, en cuyo caso se preservan los derechos de la 3ª persona (el niño), de conocer a su padre biológico (no tengo problema al respecto) y de herencia (comienza a vislumbrarse un problema)

Según me informa la abogada, los niños tienen incluso el derecho de conocer al donante aunque sea "desconocido", pero el resto de responsabilidades sí las elude.

Me parece muy injusto que a una persona que quiere conocer al donante (en este caso conozco ya 3 casos) se le pongan esta serie de cortapisas a su libertad.

Intentaré darle vueltas, a ver lo que se puede hacer. Se admiten sugerencias.

Anónimo dijo...

Me parece muy injusto que a una persona que quiere conocer al donante (en este caso conozco ya 3 casos) se le pongan esta serie de cortapisas a su libertad.

La idea no me parece mala, pero esta parte de la historia y la argumentación no me parece del todo correcta. Hablas de la libertas de esas personas que quieren conocer al donante... Pero... ¿Y qué hay de la libertad (o el derecho) del niño a conocer a su padre?

Repito, la idea no me parece mala, vistos los motivos. Pero creo que no hay que olvidar que el resultado de este "experimento" es una persona viva, que también goza de unas libertades y unos derechos. Estáis tomando una decisión (ocultar la identidad del padre / no hacerse cargo del hijo) que, cómo bien dices, afecta a una tercera persona que no puede defenderse por sí sola. Ahí entran en juego las leyes para proteger los derechos de esta tercera persona.

Por otra parte, si supieses que tienes un hijo con una mujer, y esa mujer (por lo que sea) fallece y el hijo se queda solo... ¿Lo dejarías a merced de un futuro incierto? Al fin y al cabo, es tu hijo y lleva tus genes. En este sentido, os recomendaría que, del mismo modo que estáis planteando la firma de un acuerdo previo, se contrate igualmente algún tipo de seguro que pueda cubrir las necesidades del niño en caso de alguna desgracia.

Suerte con la iniciativa, que conste que no estoy, para nada, en contra, sólo quiero lanzar algunas preguntas al aire.

Esperma d'Or dijo...

Esos casos son los que la ley contempla y que han evitado que la iniciativa propere. Es una reflexión a la que quería llegar y me sorprende gratamente que alguien se la haya planteado. Exactamente así son las cosas. Y exactamente así me las ha contado mi abogada.

Y bien... la siguiente cuestión es: Dadas las circunstancias, por proteger el derecho del niño a conocer a su padre biológico, le han privado de nacer.

En un artículo hemos debatido sobre biopolítica y, en mi opinión, este intento de controlar y regular nuestras vidas no hace sino mermar nuestras libertades y acaba repercutiendo negativamente. Tanto que, como en este caso, han evitado una (o varias) fecundaciones. Y, por tanto, vidas.

Anónimo dijo...

He llegado a este blog por casualidad, buscando precisamente información sobre el tema q estáis planteando. Yo estoy en la otra parte, soy una chica que pensaba en la inseminación como solución (con donante anónimo) y desde hace unos días, un amigo me ha propuesto ser el donante él. No sé lo que hacer, pues lo veo como algo descabellado que a la larga puede traer complicaciones. Pienso que así en frío y "antes de" no ha pensado que en un futuro él querrá saber de ese niño,que es su hijo y viceversa, y ya es un vínculo de por vida. Lo veo una decisión muy complicada, y él lo ve tan fácil....